John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye y jefe de sicarios de Pablo Escobar, murió a consecuencia de un cáncer de esófago
Mag El Comercio | Popeye, jefe de los gatilleros de Escobar, padecía cáncer de esófago

Murió Popeye, líder gatillero de Pablo Escobar

El jefe de sicarios del “Cartel de Medellín” padeció cáncer de esófago. Su fallecimiento fue en custodia policial
jueves, 06 febrero 2020 / 22:34 PM

Alias “Popeye”, exjefe de sicarios de Pablo Escobar, falleció este jueves 6 de febrero, a las 5:30 de la mañana. Su nombre de pila era John Jairo Velásquez Vásquez y, contrario al final que muchos vaticinaban, acabó víctima de un cáncer de esófago.

El líder gatillero del “Cartel de Medellín” estuvo hospitalizado en el Instituto Nacional Cancerológico desde el 31 de diciembre de 2019.

Allí lo custodiaban funcionarios del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec), al que ingresó un año antes por un caso de extorsión.

Trascendió que la policía lo encontró en una fiesta de la “Oficina de Envigado”, una banda de narcos ; como consecuencia, lo volvieron a procesar.

Popeye mató a “200, quizás 300” personas

Sin titubeo al hablar, se presumía como uno de los hombres de confianza de Escobar y no vacilaba en relatar cómo asesinó a centenares de personas, ordenado por su “patrón”. Fueron “por lo menos 200, quizás 300”, decía.

Lo más importante para él, es que cada vez que tiraba el gatillo, “no empezaba a sudar ni a fumar marihuana; lo mataba, me iba para la casa, me bañaba, me ponía a ver televisión y vivía normal porque soy un asesino profesional”.

Parecía no sentir ni un ápice de remordimiento; sin embargo,“Pope”, como también le conocían, abrió un canal en YouTube que paradójicamente llamó “Popeye_Arrepentido”.

Salida y retorno a prisión

El hombre de 58 años fue su propio publicista, del mismo modo que lo hacía contando sus andanzas criminales en la época del terror que vivió Medellín.

El homicida confeso pagó 23 años de cárcel, luego de entregarse a la justicia de su país en 1992.

Fue en 2014 cuando pisó calle nuevamente y buscó las maneras de reintegrarse a la sociedad, pero en 2018 volvió tras los barrotes.

Ese mismo que exportó miles de toneladas de cocaína a los Estados Unidos, bajo el mando de Escobar, sucumbió ante la enfermedad que hizo metástasis en su hígado, pulmones y otros órganos.

“Murió como consecuencia de la progresión del adenocarcinoma de esófago que padecía, después de haber recibido cuidados paliativos durante su proceso final de vida”, informó el centro médico y publicó Deutsche Welle.

Lea también

Las más leídas