El Diario NY | Fabricantes sugieren que se eviten algunos usos para no sufrir problemas técnicos

Salva tu teléfono tras una caída al agua

Aunque algunos equipos vienen con certificación waterproof, existen algunas limitaciones
martes, 28 enero 2020 / 12:21 PM

¿Es posible salvar el contenido de un celular si el aparato cayó al agua? Esta es una de las consultas más frecuentes, así como la rotura de la pantalla, que atienden los técnicos de servicio.

Aunque con ciertos matices, la tecnología ha dotado a muchos dispositivos móviles de sistemas de protección certificados contra cualquier líquido y polvo.

Los que cuentan con la IP68 se pueden sumergir hasta metro y medio de profundidad máximo 30 minutos.

Pero cuidado: No todos los smartphones son iguales y, en este caso, cuando se habla de mojar un móvil, es con agua del grifo, no del mar u otro elemento.

Las certificaciones waterproof se basan en que el equipo eléctrico soporta el agua sin que se filtre en el interior, solo bajo las condiciones que lo especifican: profundidad y tiempo.

Si un teléfono celular con sistema IP68 se expuso a agua dulce, el fabricante recomienda secar con cuidado usando un paño limpio y suave.

Si no presenta otro problema adicional, el terminal debería funcionar correctamente en pocos minutos.

Explica ABC que los dispositivos resisten a derrames accidentales de productos como cerveza, refrescos, té, café, jugo u otro líquido común.

Recomendaciones generales

Apple es de las grandes marcas; sin embargo, los daños por líquidos no los cubre su garantía.

Sus modelos actuales, por ejemplo, iPhone 11, tienen la IP68 y aseguran funcionamiento tras sumergirse hasta 4 metros por media hora.

Los iPhone 7, iPhone8, iPhone X, vienen con IP67, reduciendo la resistencia a un metro por media hora.

Si un teléfono inteligente con IP68 fue expuesto a otro líquido que no es agua dulce, lo que sigue es lavarlo cuidadosamente con agua normal y secarlo.

La Samsung es más comedida con sus equipos. Advierten que son sometidos a evaluaciones controladas, con variables que pueden manejar y que la protección no incluye el agua salada, así que si se lleva al mar las terminaciones metálicas podrían corroerse.

Hay quienes confían en el arroz para secar el aparato, pero científicamente no está comprobado que funcione.

En general, los fabricantes sugieren que se eviten algunos usos para no sufrir problemas técnicos, entre ellos: que el terminal sea expuesto a agua a presión o entrar con el teléfono al sauna.

Asimismo, si un líquido que no es agua salpica el teléfono, se lava el área con agua del grifo. Luego se seca con un paño suave y se procura que la humedad no se cuele por las aberturas.

Tampoco es bueno usar aire comprimido o productos para limpiarlo. Cuando se comprueba que está seco, se abre la bandeja SIM.

Para mayor seguridad, cuando el equipo estuvo expuesto a líquidos es mejor desconectar los cables y no cargarlo hasta que esté totalmente seco.

Lea también

Las más leídas